Terremoto en Guatemala - un cuarto siglo después

 

Este proyecto estuvo concentrado en el departamento de Baja Verapaz, una zona en el centro del país sumamente afectada por el terremoto de 1976. Un grupo de constructores recibió entrenamiento en la construcción con adobe, y se lograron 150 viviendas bajo el sistema de autoconstrucción guiada. Las condiciones en que se encuentran estas casas, 24 años más tarde, son generalmente buenas. Las diferencias se deben a los diferentes niveles de mantenimiento y a la ubicación de las casas. El equipo evaluador llegó a la conclusión de que se puede construir viviendas con adobe en zonas sísmicas, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias.

El equipo recomienda este tipo de proyectos donde se usan materiales locales y se crea una armonía entre las comunidades. Años más tarde, se construyeron allí casas nuevas usando la misma tecnología y tipología.

El proyecto evaluado fue finalista en el World Hábitat Award 2001.

La evaluación técnica comparó los resultados con las instrucciones en el manual producido por Caritas Guatemala, en 1976. El manual ha sido usado como documento de referencia en muchos proyectos de adobe en toda América Latina. Este se basó en una investigación subsidiada por Naciones Unidas después del terremoto de Perú, en 1970. Aprender de las experiencias de otros es algo que no se debe subestimar.

En los primeros meses después del terremoto, la construcción con adobe no era muy popular allí, ya que la gente sentía temor. En la zona del proyecto hay pocos tipos de materia prima, casi nada de arena y piedrín, y el cemento era demasiado caro. Con el programa de educación de los constructores en adobe, y con diseños atractivos en las casas modelo, con características mejoradas (cimientos de concreto ciclópeo, paredes anchas de adobe, mano de obra calificada, columnas, viga corona, estructura de techo segura), la gente empezó a mostrar confianza en lo tradicional. Al inicio, los techos eran de láminas de zinc, pero poco a poco volvieron a utilizar las tejas de barro.

Está aquí: Inicio :: Experiencias :: Prevención de desastres :: Terremoto en Guatemala - un cuarto siglo después

Consultores

  • Javier GilJavier Gil
    Ing. Topógrafo, España
    Español, inglés, francés
    Manejo de proyectos, supervisión de construcción, presupuestos, enseñanza

Humor

Videos

Teja de MicroConcreto

MicroConcrete roofing tiles

Doña Mariana lleva 4 años haciendo tejas de concreto. Hace 170 tejas al día en un trabajo sencillo y sin esfuerzo. Ella trabaja en FUNHABIT, en Pujilí, a 170 km al sur de Quito, en Ecuador