Reconstrucción post-desastre 1755-2014:
¿Realmente hemos aprendido algo?

Reconstrucción post-desastre 1755-2014: ¿Realmente hemos aprendido algo?

¿Hay lecciones que se pueden aprender de las reconstrucciones de desastres anteriores? El siguiente artículo compara dos eventos históricos e intenta crear conexiones entre ellos 250 años después.
Este documento está enfocado en dos eventos muy diferentes de los cuales se desarrollaron nuevas formas de tratar con las catástrofes: un terremoto que destruyó una capital mundial  y un incendio que destruyó un pequeño pueblo rural. Además de que es difícil comparar las lecciones de una época y situación particular con otra, es perturbador ver que todavía no somos capaces de vivir con las metas autoproclamadas de “sostenibilidad” y “reconstruir mejor” cuando ocurre una catástrofe.

 

+ Leer más...


Reconstruyendo Haití

no oil - sin petróleo

ferrocemento_hugo_wainshtok

Estufas de cocción y producción de ladrillo: un problema ardiente

Fernando Martirena, Tom Miles, Kurt Rhyner   

Muchos campesinos alrededor del mundo emplean leña para cocinar sus alimentos, así como para la producción semi-industrial de ladrillos de arcilla y cal. La deforestación y la urbanización crecientes traen consigo altos costos que los afectan directa e inmediatamente, y este problema sigue empeorando.

En los últimos 30 años, muchas ONGs han desarrollado modelos diferentes de estufas de cocina, pero no todas esas "invenciones" han propiciado resultados tangibles. Desgraciadamente, a menudo los modelos más publicitados eran a los que les iba peor. Lo mismo sucedía con los diseños de hornos de ladrillo y cal.

La experiencia de EcoSur

Algunas de las personas que después fundaron Grupo Sofonias estuvieron directamente involucradas en lo que parece haber sido el comienzo de la muy propagada estufa- “Lorena" en Guatemala, la cual fue una respuesta razonable a una manera específica de cultura de cocina. Cuando se transfirió a otros países y culturas, los resultados parecieron menos positivos, y rápidamente nos dimos cuenta de que no esta era conveniente para Nicaragua ni para República Dominicana.

Sin embargo, la idea de sustituir el fuego abierto por una estufa eficaz es buena y beneficia a todos. Hemos trabajado con muchas adaptaciones y Sofonias Nicaragua ha instruido a centenares de familias sobre cómo construir estufas "Lorena adaptadas". Recientemente, en Ecuador, se han producido los primeros prototipos de una de hierro fundido del "tipo Alpino" simplificado, que ayudará a calentar la casa, al mismo tiempo que resolverá el problema del humo en la habitación. Un problema estrechamente relacionado es la investigación sobre el briqueteo de desecho de biomasa para ser usado con todos los tipos de combustión, dirigida por Fernando Martirena. Consiste en una mezcla mojada de arcilla y biomasa triturada, a la que después se da forma con una prensa de mano (por ejemplo, el tipo de prensa CINVA-RAM), en un bloque de combustible sólido. El bloque resultante se pone a secar, lo cual tarda de 5 a 11 días, en dependencia de las condiciones del tiempo, tras lo cual queda listo para el uso. Las fuentes principales de biomasa estudiadas son los desechos agrícolas de las cosechas de caña de azúcar, café, plátano, trigo, etc.. Además, el aserrín ha demostrado ser una fuente de biomasa disponible en todos los lugares. La sutileza de la biomasa juega un papel importante en el briqueteo, así como la calidad de la arcilla usada. Antes de mezclarse, esta debe ponerse en agua por lo menos un día, de manera que se descomponga su estructura interior y se destruyan los coágulos formados en la arcilla seca. La proporción más frecuente es 20% de arcilla y 80% de biomasa (por peso).

El ladrillo de combustible sólido posee un valor calorífico, según informes recibidos, similar al de la leña húmeda. Puede remplazar satisfactoriamente a una gran parte de la leña en la producción de ladrillo de arcilla quemado, y también se ha usado para propósitos de cocción. Comparado con la leña húmeda, el BCS genera menos humo y la llama es más consistente, al parecer, debido a la presencia de arcilla en el bloque. La ceniza resultante de la quema del BCS a altas temperaturas (por ejemplo en un horno de ladrillo de arcilla quemado) ha demostrado ser una puzzolana mejorada. Esto permite a los productores hacer un uso apropiado de un producto cuya obtención, de otra manera, se haría difícil.

Durante los últimos años hemos estado oyendo historias exitosas sobre los hornos de ladrillo de eje vertical, una tecnología desarrollada en China y que, según informes, ha engendrado varios miles de hornos. Ellos están trabajando con polvo de carbón y personas que han estudiado la tecnología han expresado que era improbable que trabajaran con leña o con briquetas. Sin embargo, Martín Meléndez, en Nicaragua, se ha decidido por sí mismo a desarrollar este nuevo tipo de horno. Después de consultas con el equipo de EcoSur y con otros científicos y practicantes, ha construido un modelo en miniatura de un horno y ha quemado con éxito ladrillos en miniatura. Ahora, están construyendo un modelo real para experimentar la tecnología, aprender de la experiencia y mejorarlo antes de promocionarlo. Si tiene éxito, el nuevo horno permitiría quemar los ladrillos de una manera mucho más eficaz.

La experiencia de REPP

Durante el último año mucha interacción y aprendizaje mutuo han estado sucediendo entre los socios de EcoSur y los participantes en la lista de correos de las estufas de cocción de biomasa que acoge el Proyecto de Política de Energía Renovable (REPP). Los Archivos para las Estufas y las otras listas de bioenergía en el REPP pueden encontrarse en

http://listserv.repp.org/archives/index.html

Los cuadros, gráficos, informes y materiales de referencia para la discusión sobre las estufas pueden encontrarse en:

http://www.repp.org/discussiongroups/resources/stoves/

y en español en:

http://www.repp.org/discussiongroups/resources/estufas/

La lista de Estufas es presidida por Ron Larson (EE.UU.), Elsen Karstad (Kenya) y Tom Miles (EE.UU.). Ron está particularmente interesado en estufas del carbón de leña y estufas de gas de madera. Elsen es un productor de carbón de leña, pero interesado en todos los tipos de estufas. Tom es un consultante de energía y combustibles para la industria con entrenamiento y experiencia en madera y energía en América Latina y Asia.

La lista reúne la experiencia de muchos programas de mejoramiento de estufas, tales como Prolena, el Programa Regional Asiático de Estufas de Cocinas (ARECOP) y el Programa Regional de Desarrollo de Energía de Madera (RWEDP) de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, el GTZ en Africa Del Sur, ARTI en la India, Grupo de Desarrollo de Tecnología Intermedia (ITDG) en Africa, los Cuerpos de Paz y Winrock International/ESMAP. Organizaciones Individuales en las Américas incluyen Prolena (Honduras, Nicaragua, Brasil) Trees Water and People (México, Guatemala, Honduras, El Salvador), HELPS (Guatemala), Centro de Investigación Aprovecho (Costa Rica, El Salvador) y otros. Se une a otras discusiones de estufas acogidas por HEDON(IDTG/GTZ) y ETHOS (Ingenieros en Oportunidades de Servicios Técnicos, Humanitarios).

Hay individuos ocupados en mejorar los diseños de estufas existentes, adaptar cámaras de combustión eficientes a las necesidades locales, como su calidad de portátil, y en el desarrollo y prueba de nuevos diseños. Otros están interesados en cuantificar los efectos en la salud y el impacto de cocinar en un calor global. La discusión sobre las estufas ha ayudado a reunir a personas y organizaciones que antes trabajaban solas. La experiencia del Himalaya ha sido compartida con Los Andes. La experiencia en Nepal de adaptar la técnica de la CETA guatemalteca de usar moldes para construir estufas de arcilla ha sido compartida en la lista. Los éxitos y fracasos de estufas de metal y de gas de madera son regularmente compartidas entre Asia, Africa y las Américas. Los diseñadores y probadores de estufas, tales como New Dawn Engineering, en Swazilandia, y el Centro de Investigación Aprovecho, en EE.UU., están encontrando formas de probar y mejorar estufas con cooperantes dispuestos en muchos países y están mostrando sus resultados en la lista. La lista ha llevado a la creación de nuevas organizaciones ad hoc y asociaciones aisladas con el propósito de mejorar las estufas y la salud en áreas particulares.

La lista de Estufas reúne a personas que están resolviendo problemas serios de forma creativa, ladrillo a ladrillo. Ellos están abiertos a las preguntas, discusión y debate. Las listas de discusión son proactivas: usted tiene que hacer la pregunta para conseguir la respuesta. Para sumarse a la discusión de las estufas de cocción de biomasa y preguntar, busque en:

http://listserv.repp.org/archives/stoves.html

o envíe un correo electrónico a:

Ron Larson Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..%20">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

EcoSouth invita a todas las personas interesadas en el tema sobre estufas a referirse a una de las direcciones anteriores, ya que en nuestro servicio de pregunta y respuesta nosotros nos concentramos en los asuntos de producir y aplicar materiales de construcción.

Está aquí: Inicio :: EcoSur e-Magazine :: Junio 2003 :: Estufas de cocción y producción de ladrillo: un problema ardiente

Consultores

  • Kathryn Pozak
    Lic. Sc. Pol., Periodista, Suiza y canadiense
    Inglés, español, alemán (hablado)
    Conceptos generales y sinergias, monitoreo, evaluaciones.

     
  • kelvin calderon ecosurKelvin Calderón
    Administrador, Nicaragua
    Español
    Control financiero, auditoría interna, presupuestos

Humor

Soporte

Customer Service

El centro de Atención al Cliente de la Red EcoSur tiene un nuevo número telefónico:

(++ 593.9) 92 585847

Videos

Aprender haciendo

El programa de Educación Dual de SofoNIC* en la pequeña ciudad de Diriamba, en Nicaragua ha profesionalizado a casi un centenar de Albañiles, en su mayoría jóvenes de escasos recursos, quienes ahora tienen un título que les permite ejercer en varios países de América Central. Muchos de estos alabañiles profesionales colaboraron con la reconstrucción de Haití, demostrando su capacidad y la eficacia del programa de educación dual.